febrero 26, 2021

NOCHE DE LUNA VIEJA

Anoche, noche de luna vieja,

yo dormía,

mientras soñaba que tú reías.

Me desperté a las cuatro.

En el silencio de mi soledad

y la quietud de esa hora,

comencé a llorar

con mi alma confundida,

porque vi tu estrella apagada

entre rosas encarnadas.

Mi corazón oprimido

escuchó en silencio

gritos delirantes,

sometidos al lento aliento de la tierra.

Gritos sofocados

resistiendo a la fuerza del tormento,

entre dolor y agonía.

Cuánto daría para que estuvieras conmigo,

aquí, a la varita mía,

todo mi espacio para ti sería.

Si vuelves y me das tu amor

yo te entrego mi corazón,

porque tú…tú eres el cenit de mi vida.

Mis brazos están abiertos,

te esperan con deseo y pasión.

Si no vuelves enloqueceré delirante,

y lloraré con rabia y dolor.

Aguantaré el sufrimiento

en mis noches de cólera,

con gritos de dolor,

ardiendo en un fuego invisible,

donde solo cenizas quedarán.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *