enero 25, 2021

MUJER MORENA

La tarde me avisó

de que tú, mujer morena, estabas allí.

Corrí, y en la orilla del río te encontré.

Pasamos la noche juntos,

siendo la luna testigo de nuestro amor.

Fuiste mía toda la noche,

desde entonces … desde entonces…

vives dentro de mi

y, no te voy a sacar

aunque, tú… tú, ya te olvidaste de mi.

Te alejaste de mi ser

robando mi corazón,

para dejarlo abandonado

entre las piedras…bajo el sol.

¡Ay, mujer morena!

¿Qué va a ser de mi?

Vuelve al río,

alégrame con tu presencia,

¡húrgame con tus caricias!

que quiero besarte en la noche,

que tus redes me envuelvan

y, me enreden en ti.

¡Vuelve al río mujer morena

para amarnos hasta la saciedad!

Húrgame con tus caricias,

yo, mujer morena,

te amaré sin descanso.

Tú, tú…mujer morena

serás mi remanso.

Vuelve y dime tu nombre

que, yo…

yo no lo sé.

Ay, mujer, mujer morena,

vuelve a ser mía,

que tú serás mi remanso.

Por eso yo … yo, te amaré sin descanso.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *