diciembre 6, 2020

LA INCOMPRENSIÓN

Hay una necesidad humana,
para mi muy importante,
de ella mucho nos quejamos,
y se echa en falta bastante.

Hablo de la comprensión.
No sentirnos comprendidos
nos hace estar en tensión,
con el corazón dolido.

Lo que fuera se daría,
si los demás comprendieran
cuando juzgan actitudes,
la razón te dieran.

Como una balsa de aceite
sería navegar por el mundo,
todo sería más fecundo,
si fuera más compresiva la gente.

Queremos ser comprendidos,
compartir nuestra ansiedad,
sentirnos al menos oídos,
al contar nuestra verdad.

Pocas cosas hieren más,
que cuando te sientes dolido,
triste o deprimido,
y nadie se digne a escuchar.

La comprensión existe,
no es pretensión ilusoria.
Se nos puede apremiar...
La indiferencia es un quiste.

Convivir con esta pena,
y desechar la comprensión
es una triste condena,
más de humanos condición.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *