octubre 4, 2021

EL BURRO DE INFANTE ( adaptado a poema este cuentecillo popular)

Hay algo que imposible es:

contentar a todo el mundo

y esto es así de profundo

¿lo va a discutir usted?

Cada uno de nosotros

tenemos nuestro carácter,

que forma de nosotros parte,

y es la lecha que mamamos

casa uno de nuestra madre.

Por eso imposible es

ponernos todos de acuerdo,

si no es por H es por B

pero siempre hay desacuerdo.

Por un camino rural

un viejo y un niño andaban,

les acompañaba un burro

que el hombre viejo montaba.

Un caminante al cruzar

Viendo al niño que iba andando

le dijo:

¿No le da a usted “na”, abuelo

de ir ahí sentado

y el pobre niño andando

que ya se le ve agotado?”

Bajó el viejo y subió al niño

y cruzó otro caminante

que asimismo les dijo:

¿No te da vergüenza hijo,

de ir tú tan descansado

y tu abuelo reventado?

Al fin se subieron los dos

y pasó otro caminante

que al verlos tan descansados

les reprendió al instante:

“Vergüenza debía de daros,

¿no veis al pobre animal

que apenas vida le queda

y lo vais a reventar?

Por ello al fin decidieron

bajarse los dos del burro,

y yendo los tres caminando

cruzó otro viajero

que al ver los tres como iban

pensó para sus adentros:

Mira que son los dos tontos

cansados de caminar van

¡ y con el calor que hace!

y el burro tan fresco delante.

No lo entiendo, de verdad,

¡qué gente tan ignorante!

Aquí se ha avisto muy claro

que actuar a gusto de todos

aunque se intente de hacer

es imposible lograr.

¡Aprender de estos viajeros!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *