agosto 10, 2021

EL BESO EN EL CINE

De ir al cine como antes

eso ya se lo llevó el viento,

hoy va todo diferente,

el corazón se les sale,

al recordar viejos tiempos.


Eran épocas de restricción,

de moral exagerada,

para besar él a la novia

había que buscar ocasión,

y encontrar el momento.

En aquellas salas antiguas

cuando las luces se apagaban

los novios besos se daban,

se quedaban sin aliento

y la peli no importaba.

La sala era su cómplice,

entre beso y beso algún achuchón,

pues era el único lugar

con cierto acercamiento.

En el cine compartían secretos,


se disfrutaban los roces,

ellos al recordarlo sienten

revivir aquellos momentos

que eran de hermoso goce.

Hoy para robar un beso


no es necesario ir al cine,

se dan en cualquier momento

a cualquier hora de día

sin pudor ni aspavientos.

Antes los besos eran ingenuos,


ahora todo corre deprisa,

para ellos un besos desde convertía

en amor y sonrisas.

No es que ahora el amor esté ausente,

me refiero a hoy día,


porque al haber cambiado los tiempos

no existe aquella ilusión de decir…

vida mía yo te llevo muy dentro,


muy dentro de mi corazón.

Ahora el amor es superficial,

no hay sensación de peligro


si alguien los ve besarse

y a los padres se lo dice

no impondrán ningún castigo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *