febrero 13, 2021

ARQUILLOS PUEBLO QUERIDO

Feliz me siento al vivir

en un pueblo pequeñito,

donde todos nos conocemos

y tenemos de Patrón

a San Antón bendito.

Aquí se vive con calma,

no hay prisas como en las urbes,

y esto sienta bien al alma,

rara vez ocurren cosas

que a nuestra paz la perturbe.

¿Yo para qué quiero vivir

en esas enormes ciudades

donde sobra agitación

y la gente se concentra

en grandes comunidades?

Aquí hay tranquilidad,

el aire tiene pureza

con la Sierra del Acero,

laderas llenas de olivos

aquí todo es belleza.

Los cacareos de los gallos

anuncian el amanecer

cuando el alba colorea

tus cielos, muy suavemente

invitan al quehacer.

Se oyen en la lejanía

a los burros rebuznar,

pájaros piar mientras vuelan…

por mucho que esto quisieran

no ocurre en la gran ciudad.

Si que es verdad, tuve suerte

al vivir en este pueblo

donde transcurre mi vida

con tanta paz y sosiego

hasta el día de mi muerte.

Arquillos,

¿Sabes tú cuánto te amamos

quienes por tus suelos andamos?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *